Noticia: El primer tuit escrito con el poder de la mente ha ocurrido

Se ha hecho realidad la primera publicación de Twitter que no ha usado ni teclados ni micrófonos, sino el poder de la mente y alta tecnología.

Parece sacado de una historia de ciencia ficción pero se ha conseguido que alguien pueda publicar un tuit gracias a su pensamiento. El mensaje ha aparecido en la cuenta de Thomas Oxley, CEO de Synchron, empresa que ha conseguido que el tuit a través del pensamiento sea posible.

 

La compañía ha creado el Strentode, un implante que se basa en una neuroprótesis. Se instala en la yugular (con lo que no hay que abrirle la cabeza a nadie) y sirve para controlar mediante ondas cerebrales aparatos electrónicos.

Quien ha conseguido escribir el mensaje con la mente ha sido Philip O’Keefe, un hombre de 62 años con ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica). Al estar paralizado no podía utilizar la mayoría de la tecnología, pero gracias a Synchron, ha enviado el siguiente tuit.

Sin teclas ni voz. He creado este tuit solo pensándolo”. Es todo un hito el que ha conseguido la empresa y el señor O´Keefe. Hubo más mensajes en los que decía que esperaba que se estuviera “abriendo camino a que las personas puedan tuitear con el pensamiento.” 

Siguen haciendo ensayos clínicos, pero parece que el Stentrode va por buen camino. Podría salir a la venta dentro de no mucho, pero desde Synchron quieren seguir mejorándolo para intentar ampliar el rango de dolencias que podrían tratar, como la depresión, el Parkinson o la epilepsia.

Una vida que parecía acabada, ahora está conectada

Fue en abril de 2020 cuando se le hizo el implante a O´Keefe. Desde entonces ha estado practicando mucho y, aunque al principio le parecía difícil, poco a poco fue cogiendo práctica hasta poder manejarse con el aparato.

 

Sabía que me iba a dar mucha independencia“, dice el paciente “es como montar en bici, necesita práctica pero luego todo sale natural“. No solo escribe tuits, este implante le ha ayudado a tener una vida en internet más llevadera, pudiendo mirar el banco, comprar o incluso escribir emails. Es un salto muy importante que acerca más a las personas con problemas motrices severos al mundo de la tecnología y no podemos más que celebrarlo.